La sesión postboda es una buena solución en el caso de que el día de vuestra boda no queráis o no dispongáis de tiempo para hacer la mini-sesión, que se realiza entre la ceremonia – cocktail y dura unos 15-20 minutos.

Seguramente os apetezca tener fotos vestidos de novios más naturales y sin ninguna prisa. Además es un momento muy íntimo y bonito, después del si quiero y ya pasados esos nervios iniciales.

También podéis optar por la opción de María y Jose, que decidieron hacer las dos cosas. Nosotros no podemos estar más contentos, porque nos encanta esta pareja.

¡Enhorabuena chicos! Por muchos años mas.